Esguinces de la muñeca

DESCRIPCIÓN

Un esguince es una lesión en un ligamento. Los ligamentos son los tejidos conjuntivos que conectan los huesos entre sí; podría decirse que son como cintas que sostienen los huesos unidos en una articulación (Figura 1).

 


Figura 1:  Ligamentos de la cara palmar y la cara dorsal de la muñeca.

 

El ligamento que se lesiona más comúnmente en la muñeca es el escafo-semilunar o escafo-lunar (Figura 2), (Ver apartado Lesión del Ligamento Escafo-Lunar). Es el ligamento que se encuentra entre dos de los huesos pequeños de la muñeca: el hueso escafoides y el hueso semilunar. Hay otros muchos ligamentos en la muñeca, pero se dañan con menor frecuencia.

 


Figura 2: Espacio entre hueso escafoides y semilunar aumentado por rotura crónica de Ligamento Escafo-Lunar.

 

La gravedad de los esguinces es muy variable; los esguinces menores pueden presentar  un estiramiento mínimo de los ligamentos y los esguinces más graves pueden ser desgarros o roturas completas de los mismos. Otra lesión común de los ligamentos es la que afecta al complejo fibrocartílago triangular. (Ver apartado Lesión del Complejo Fibrocartílago Triangular).

 

CAUSAS Y SÍNTOMAS

Los esguinces de la muñeca se producen con frecuencia cuando una persona se cae. La muñeca, por lo general, se dobla hacia atrás cuando la mano golpea el suelo. Después de la lesión, la muñeca suele inflamarse, puede presentar hematomas y también puede doler al realizar movimientos.

 

DIAGNÓSTICO

Lo primero que hará el médico será examinarle la muñeca para comprobar si le duele y valorar cómo se mueve. Le tomarán radiografías para verificar que no haya huesos rotos ni articulaciones luxadas. En ciertos casos pueden realizarse otros estudios, como una resonancia magnética (RMN).

 

TRATAMIENTO

El tratamiento puede variar desde poner una férula o yeso hasta la necesidad de cirugía.

La cirugía puede ser artroscópica (Ver apartado Artroscopia de Muñeca) o abierta. La cirugía artroscópica se lleva a cabo a través de incisiones pequeñas (de 3 a 4 milímetros) en la piel. Se coloca una videocámara y otros instrumentos específicos dentro de la muñeca para confirmar el diagnóstico y posiblemente tratar la lesión del ligamento.

Algunas lesiones necesitan cirugía abierta, en las que se realiza una incisión para reparar el ligamento. Existen varios métodos, entre los cuales se encuentran clavos, tornillos y otros dispositivos especializados.

Después de la cirugía se suele inmovilizar la muñeca con una férula o un yeso durante varias semanas.

Su Cirujano Mano determinará cuál es la mejor opción de tratamiento en su caso.

 

LESIONES LIGAMENTOSAS CRÓNICAS

El término “crónico” se refiere a una antigua lesión sufrida hace varios meses o incluso años. Si no hay daño en el cartílago o el daño es mínimo, el ligamento puede reconstruirse. Si el daño del cartílago es de moderado a grave (artrosis), pueden presentarse síntomas asociados como dolor, rigidez e inflamación.

Las lesiones crónicas ligamentosas que presentan un daño de cartílago asociado moderado o severo no pueden reconstruirse.  Se pueden tratar primero con férulas y medicamentos antiinflamatorios no esteroideos y después con inyecciones de corticoides. Si esos tratamientos no surten efecto, la cirugía puede ser una opción. Hay varios tipos de procedimientos, entre ellos:  fusión parcial de la muñeca (Ver apartado Artrodesis Parciales de la Muñeca), extirpación de huesos artrósicos (“carpectomía de la hilera proximal”), reemplazo protésico de la muñeca o fusión total de la muñeca.

Su médico determinará cuál es la mejor opción de tratamiento en su caso.

 

LESIONES ASOCIADAS

A veces también se producen fracturas que se suman a los esguinces de la muñeca. Estos casos podrían necesitar otros procedimientos para reparar la fractura con clavos, tornillos o placas de metal. Puede también existir daño en el cartílago, que no se ve en una radiografía.

 

FUTUROS TRATAMIENTOS

El tratamiento óptimo de estas lesiones no siempre está claro. Hay muchas investigaciones en desarrollo para encontrar los mejores métodos para tratar estas lesiones graves. Entre estos métodos cabe destacar reconstrucciones más firmes y precisas de los ligamentos, ya sea usando tejidos locales (tendones) o transferencias de tejidos a distancia (ligamentos de la mano o el pie).

 

PRONÓSTICO

A pesar de un tratamiento correcto, los esguinces de la muñeca a veces dan como resultado dolor, rigidez e inflamación a largo plazo. La muñeca es un grupo complejo de huesos, cartílagos y ligamentos que se hallan en un equilibrio delicado para conseguir movimientos precisos. Las lesiones pueden alterar para siempre ese equilibrio y dañar estructuras móviles que previamente estaban bien ajustadas.