Lesiones de Golf

Las lesiones de las manos, muñecas y codos son frecuentes en jugadores de golf de todos los niveles.  El “swing” de golf consiste en una serie de movimientos complejos y coordinados (Figura 1).  Las lesiones pueden ser el resultado de una mala técnica, el sobre-uso o sobre-esfuerzo o incluso un golpe directo, como cuando se golpea el suelo o la raíz de un árbol por error.

 


Figura 1.

Un adecuado calentamiento y estiramiento son importantes para disminuir las posibilidades de lesión.  El incremento de manera gradual del tiempo y la intensidad de juego a lo largo de la temporada puede evitar las lesiones por sobre uso. El entrenamiento y el fortalecimiento de los músculos del core pueden mejorar la mecánica del swing.  Además, seguir las instrucciones de un profesor profesional ayuda a refinar la técnica y a incrementar el disfrute del juego, libre de lesiones.

 

TIPO DE LESIONES DEL GOLF

 

Las lesiones pueden ser variadas, desde tendinitis, esguinces o incluso, fracturas de huesos:

 

Los esguinces o lesiones de los ligamentos de la muñeca la mayor parte de las veces suelen provocar dolor y abultamiento en la muñeca.

 

Las tendinitis de muñeca típicamente afectan a la mano delantera (la mano izquierda cuando un golfista es diestro).

 

La epitrocleitis, también conocida como “codo de tenista”, es una tendinitis dolorosa de la parte interna del codo, donde se insertan los músculos que flexionan (doblan) la muñeca y los dedos.  No obstante, la epicondilitis o “codo de tenista”, que es la tendinitis de la parte externa del codo es una patología más frecuente.

 

Las fracturas del gancho del hueso ganchoso de la muñeca (Figura 2) pueden producirse cuando el palo de golf golpea directamente el suelo, de tal manera que el mango del palo golpea contra el hueso de la mano, provocando su fractura.  Esto origina dolor en la parte interna de la mano.

 


Figura 2: Fractura del gancho del hueso ganchoso de la muñeca. Imagen de TAC.

 

 

También se pueden producir lesiones en los vasos sanguíneos debido al repetido golpeo del palo sobre la palma de la mano.  El Síndrome de Martillo Hipotenar describe la lesión de una de las principales arterias de la mano al debilitarse sus paredes y en ocasiones, incluso obstruirse, debido al repetido golpeo sobre la palma de la mano.  Este síndrome puede provocar dolor en la palma de la mano y/o alterar el flujo sanguíneo de los dedos produciendo dolor, hormigueos, pérdida de sensibilidad e incluso cambios de coloración de la punta de los dedos.

 

Todas estas lesiones pueden ser consecuencia tanto del estrés repetido de practicar el swing de golf como de otras actividades de golpeo similar como pueden ser martillear con frecuencia o levantar cargas pesadas.

 

TRATAMIENTO

 

El tratamiento inicial de estas lesiones consiste en reposo, frio, inmovilización y fármacos anti-inflamatorios.  La tendinitis puede mejorar con ejercicios específicos para estirar y fortalecer los músculos y tendones.  El cambio de la forma de agarrar el palo de golf también puede ser de gran ayuda.

 

Cuando los síntomas persisten, las infiltraciones pueden ser también útiles para disminuir el dolor local.

En otras ocasiones y dependiendo de la lesión, puede ser necesario escayolar temporalmente o incluso el tratamiento quirúrgico.  Su Cirujano de Mano puede aconsejarle a tomar la mejor decisión a la hora de realizar el tratamiento.