Gangliones

¿QUÉ ES UN GANGLIÓN?

 

Un Glanglión es una tumoración benigna localizada comúnmente en el dorso de la muñeca (Figura 1) y en las articulaciones de los dedos.  Estas tumoraciones o “bultos” generalmente se originan en las articulaciones o en las vainas de los tendones y están rellenos de un líquido espeso (que no es otra cosa que el líquido de la articulación o Líquido Sinovial) y cubiertos por una gruesa membrana.

 


Figura 1: Ganglión en dorso de muñeca.

 

¿CUALES SON LOS SÍNTOMAS DE LOS GANGLIONES?

 

Los Gangliones generalmente se advierten como un bulto en la muñeca o en la mano.  La causa de su aparición puede estar relacionada con artrosis o inflamación de los tendones, aunque en muchos casos pueden ser de causa desconocida.

 

 

¿CÓMO SE DIAGNOSTICAN LOS GANGLIONES?

 

El diagnóstico del Ganglión se hace por las características del “bulto” y su localización.  A veces es necesario el uso de pruebas de imagen complementarias como las Radiografías, Ecografías o Resonancia Magnética para descartar otras anormalidades.  En la mayoría de los casos los Gangliones no son dolorosos.  Sin embargo, algunos pacientes sufren dolor al realizar ciertos movimientos o actividades.  Cabe mencionar que los Gangliones pueden cambiar de tamaño (tanto aumentar como disminuir) e incluso llegar a desaparecer por completo de manera espontanea.

 

 

¿CUAL ES EL TRATAMIENTO DE LOS GANGLIONES?

 

El tratamiento recomendado dependerá de los síntomas.  Si son indoloros, el tratamiento puede ser tan sólo la observación.  El uso de muñequeras puede ayudar a disminuir su tamaño.  Si provocan dolor o si son de gran tamaño y/o molestan cosméticamente al paciente se puede aspirar el contenido del ganglión o bien extirpar quirúrgicamente.  La cirugía consiste en la extirpación del quiste y de la membrana que lo recubre, existiendo varias técnicas quirúrgicas posibles (Figura 2).  Su Cirujano de Mano le informará de cual es la mejor opción para usted.  La recurrencia del ganglión con la técnica del aspirado es más alta que con la cirugía, pero incluso con la cirugía pueden recurrir.

 

Tras la cirugía se suele aplicar un vendaje o una férula para minimizar el dolor post-quirúrgico.  Los puntos se suelen retirar de 7 a 10 días después del procedimiento.  En ocasiones es preciso un periodo de Rehabilitación, si se desarrolla algo de rigidez en la muñeca o los dedos tras la cirugía.  (Ver GALERIA).

 


Figura 2: Artroscopia de muñeca para tratamiento de gangliones.