Artritis Reumatoide

La artritis reumatoide es un tipo de artritis entre los muchos tipos de artritis que existen. Los pacientes afectos de artritis reumatoide a menudo se despiertan con las articulaciones rígidas e inflamadas. En las primeras etapas, muchos pacientes se sienten cansados. Muchas veces, las articulaciones presentan un aumento de la temperatura y enrojecimiento. Aunque esta enfermedad puede afectar a distintas partes del cuerpo, dos tercios de los pacientes que padecen artritis reumatoide presentan problemas en la muñeca y en la mano. La localización más común es en la muñeca y los nudillos y suele presentarse en ambas manos.

Otros tres tipos comunes de artritis son:

  • La artritis gotosa
  • La artritis psoriásica

CAUSAS
La artritis reumatoide afecta a las células que lubrican y recubren las articulaciones. Esos tejidos se inflaman, terminan estirando las estructuras que dan apoyo a las articulaciones, como los ligamentos y los tendones y a medida que se estiran las estructuras de apoyo, las articulaciones se deforman y se vuelven inestables. El cartílago de la articulación y el hueso se desgastan y acaban produciendo la deformidad de las articulaciones.

SIGNOS Y SÍNTOMAS
La rigidez, la inflamación y el dolor son síntomas comunes de todos los tipos de artritis. Hay síntomas que son específicos de la artritis reumatoide, entre ellos:

  • Bultos de consistencia dura en los dedos o en el codo.
  • Una masa blanda en el dorso de la mano que se mueve cuando los dedos se extienden (estiran).
  • Deformidad de los dedos.
  • Incapacidad repentina para extender (estirar) o flexionar (doblar) un dedo.
  • Articulación interfalángica proximal doblada (deformidad en ojal).
  • Articulación interfalángica proximal flexionada y la distal hiperextendida (un extremo del dedo doblado y el otro estirado) (deformidad en cuello de cisne).
  • Los huesos de la muñeca sobresalen.

Además, los pacientes con artritis reumatoide muchas veces tienen problemas de adormecimiento y hormigueo en la mano (síndrome del túnel carpiano). Eso se debe a que la inflamación de los tendones presiona el nervio que se encuentra cercano.

¿CÓMO SE DIAGNOSTICA LA ARTRITIS REUMATOIDE?

  El diagnóstico de la artritis reumatoide se hace basándose en una exploración física, radiografías y análisis de laboratorio. El médico le hará preguntas sobre sus síntomas y cómo ha afectado la enfermedad a sus actividades. El médico también le preguntará si hay otros miembros de la familia que padezcan artritis reumatoide o tengan síntomas similares a los suyos. Hay varios análisis de sangre que se pueden realizar para confirmar el diagnóstico. También se ha utilizado la resonancia magnética (un estudio especial por imágenes) para ayudar a confirmar el diagnóstico.

TRATAMIENTO

El tratamiento de la artritis reumatoide tiene por objetivo reducir la inflamación, aliviar el dolor y mantener la función. A pesar de que no hay cura para esta enfermedad, hay medicamentos disponibles que desaceleran la progresión de la misma. El tratamiento suele implicar el enfoque de un equipo compuesto por el paciente, los médicos y los fisioterapeutas. El médico que vigila y determina el mejor tipo de medicamentos para el paciente suele ser un Reumatólogo.

Su Cirujano de Mano le dará instrucciones sobre cómo usar las manos de tal forma que le ayude a aliviar el dolor y le proteja las articulaciones. También le puede recomendar un fisioterapeuta y enseñar ejercicios y proporcionar tablas para ayudarle a vivir una vida normal.

La artritis reumatoide puede ser una enfermedad progresiva. En algunos casos puede recomendarse cirugía preventiva. La cirugía preventiva puede incluir la extirpación de masas, extirpación de tejido inflamado o extirpación de salientes óseos u osteofitos que pueden rozar los tendones o los ligamentos.

Hay varios tipos de procedimientos para tratar las articulaciones afectadas por la artritis reumatoide. Estos pueden incluir la extirpación del recubrimiento inflamado de la articulación(extirpación de la sinovitis o Sinovectomía), las prótesis y/o las fusiones de las articulaciones. Los procedimientos específicos elegidos dependen de muchos factores. Esos factores incluyen las articulaciones afectadas en concreto, el grado de daño presente y la condición de las articulaciones circundantes. Uno de los factores más importantes a la hora de decidir cuál es el procedimiento quirúrgico más apropiado es la necesidad de movimiento o de disminución del dolor del paciente.
A menudo hay muchas formas de tratar las deformidades de la mano causadas por la artritis reumatoide. Su Cirujano de Mano le puede ayudar a decidir cuál es el tratamiento más adecuado para usted.