Tumores de la mano y la muñeca

DESCRIPCIÓN

 

Todo bulto o protuberancia anormal de la mano o la muñeca se considera un tumor. La palabra “tumor” no implica necesariamente que sea maligno o que sea cáncer. De hecho, la mayoría de los tumores de la mano y la muñeca son benignos (no cancerosos).

 

Los tumores pueden aparecer en la piel (como los lunares o las verrugas) o debajo de la piel (en el tejido blando o incluso en el hueso). Puesto que hay tantos tipos de tejido en la mano (piel, grasa, ligamentos, tendones, nervios, vasos sanguíneos, hueso, etc.), pueden presentarse muchos tipos de tumores. Sólo unos pocos se ven comúnmente.

 

TIPOS COMUNES DE TUMORES DE LA MANO Y LA MUÑECA

 

  • Gangliones (Figura 1): Este es el tumor más común de la mano y la muñeca. Los quistes ganglionares se ven a menudo en la muñeca, pero pueden presentarse en la base de los dedos o alrededor de las articulaciones de los dedos. El quiste por lo general se llena de líquido y se siente muy duro. Un quiste ganglionar se puede tratar de diferentes maneras, entre ellas la observación (no hacer nada), la aspiración (punción con una aguja) o la extirpación quirúrgica. (Ver Apartado de Gangliones).

 

 


Figura 1: Ganglión en dorso de muñeca.

 

 

  • Tumor de células gigantes de la vaina del tendón(Figura 2): Este es el segundo tipo de tumor más frecuente de la mano. A diferencia del quiste ganglionar, que se llena de líquido, estos tumores son sólidos. Son benignos (no cancerosos) y crecen con lentitud.

 


Figura 2: Tumor de células gigantes.

 

  • Quiste de inclusión epidérmica: Este tumor es benigno y se forma justo debajo de la piel donde puede haber habido un corte o punción. El quiste se llena de queratina, un material blando y céreo.

 

Hay otros tipos de tumor de la mano menos comunes, como los lipomas (tumores grasos), los neuromas (tumores de los nervios), los tumores de la vaina del nervio, los fibromas y los tumores glómicos, entre otros. Casi todos son benignos. (Ver GALERIA).

 

OTRAS CAUSAS DE PROTUBERANCIA

 

Los cuerpos extraños, como una esquirla, pueden causar reacciones que forman protuberancias en la mano.

La Enfermedad o contractura de Dupuytren puede producir protuberancias duras en la mano (Figura 3), las cuales se confunden a menudo con tumores (Ver Apartado de Enfermedad de Dupuytren).

Por último, las masas formadas por vasos sanguíneos también se pueden confundir con tumores.

 


Figura 3: Enfermedad de Dupuytren.

 

El diagnóstico de los tumores de la mano y la muñecaUn examen médico y la revisión de los antecedentes médicos por parte de un cirujano especialista en mano pueden ayudar a determinar el tipo de tumor de la mano o la muñeca que usted puede padecer. Se pueden tomar radiografías para evaluar los huesos, las articulaciones y posiblemente el tejido blando. Podrían hacerse otros estudios, como ecografías, tomografías computarizadas (escáner/TAC), resonancias magnéticas (RMN) o gammagrafías óseas, para ayudar a definir el diagnóstico. Si el cirujano desea confirmar el diagnóstico antes de recomendar un tratamiento, puede realizarse una biopsia por punción o incisión, es decir, extraer una pequeña muestra del tumor para su análisis.

 

TRATAMIENTO

 

Por lo general, el tratamiento más satisfactorio es extirpar el tumor quirúrgicamente. Esto permite a un patólogo analizarlo y determinar el tipo de tumor. Muchas veces, la cirugía se lleva a cabo de manera ambulatoria.

Algunos pacientes pueden optar por no hacer nada y sencillamente vivir con el tumor una vez confirmado que este no es canceroso. Sin embargo, si el tumor cambia (por ejemplo, ante un cambio de color en la piel, dolor o aumento de tamaño), o si causa otros problemas como adormecimiento o dolor por presionar un nervio cercano, entonces se recomienda una nueva evaluación por parte de un cirujano especialista en mano. Usted y su cirujano especialista en mano podrán elegir el mejor plan de tratamiento.  (Ver GALERIA).