Lesiones de los tendones flexores

Los músculos que flexionan (doblan) los dedos y la muñeca se conocen como músculos flexores.  Estos músculos mueven los dedos y la muñeca a través de unas extensiones similares a cuerdas que se  llaman tendones, que conectan los músculos con los huesos (Figura 1).

 

Los músculos flexores se originan en el codo y en el antebrazo, se convierten en tendones a la altura de la mitad del antebrazo y éstos se insertan en los huesos de los dedos. En los dedos, los tendones pasan a través de unos túneles que les mantienen cerca de los huesos y les ayudan a realizar mejor su función.

 


Figura 1: Maniobra de exploración de los tendones flexores superficiales.

 

CAUSAS DE LA LESIÓN DE LOS FLEXORES

Cortes y heridas profundas pueden lesionar, tanto en la muñeca como en los dedos, los tendones flexores y otras estructuras muy cercanas como nervios y arterias.  Una herida que puede parecer banal y simple desde fuera, puede ser mucho más grave y compleja por dentro.

 

 

SINTOMAS

Cuando se corta un tendón se imposibilita o dificulta la flexión del dedo (doblar el dedo).  Otros síntomas acompañantes como anestesia o hipoestesia del dedo pueden indicar la lesión de nervios adyacentes.

 

 

TRATAMIENTO

Un tendón flexor lesionado NO puede curar sin cirugía.  Los nervios y vasos cercanos pueden necesitar reparación quirúrgica también.  Después de la cirugía, el área lesionada necesita recuperación funcional lo antes posible para evitar la rigidez producida por la cicatrización, pero es crucial que esta recuperación se haga de manera muy específica y estricta, además de protegida (Figura 2) para evitar graves complicaciones como rotura de la reparación del tendón.

 


Figura 2: Férula de protección tras reparación de tendones flexores.

 

En la mayoría de los casos, los ejercicios suelen consistir en mover los dedos lesionados con la otra mano, sin permitirse intentar flexionar (doblar) los dedos activamente por su cuenta durante 1 mes aproximadamente. Estos ejercicios pueden ser complejos y puede necesitar la ayuda de rehabilitación.  La mano ha de estar inmovilizada con una férula específica durante 4-6 semanas.  Existen diferentes pautas de rehabilitación e inmovilización.  Es imprescindible seguir las indicaciones y directrices de su Cirujano de Mano para un buen resultado.

 

 

PRONÓSTICO

Se suele producir un proceso de cicatrización hasta que el tendón cura y esta cicatrización suele producir rigidez.  La mayoría de los pacientes nunca recuperan la movilidad completa y normal del dedo o dedos lesionados.  En algunos casos, cuando la movilidad es menor de lo esperado tras meses de ejercicios y rehabilitación, puede que su cirujano le ofrezca una nueva intervención quirúrgica para liberar la cicatriz alrededor de los tendones, lo que dependerá de múltiples factores.

 

Ante una lesión de tendones flexores consulte con un Cirujano de Mano cualificado.(Ver GALERIA).