Enfermedad de Dupuytren

¿QUÉ ES LA ENFERMEDAD DE DUPUYTREN?

La Enfermedad de Dupuytren es una enfermedad en la que la capa gruesa de tejido (Fascia Palmar) localizada entre la piel y los tendones de la palma de la mano se engruesa y/o contrae.  A veces se pueden notar nódulos y cordones como masas en la palma de la mano y de los dedos.  Este tejido (Fascia Palmar) engrosado se puede contraer progresivamente  y producir una posición en flexión involuntaria de los dedos, limitando la extensión completa de los nudillos y de las articulaciones de los dedos.  Al igual que pasa en la mano, las mismas estructuras en el pie pueden verse afectadas.

 

¿QUÉ CAUSA LA ENFERMEDAD DE DUPUYTREN?

La causa  del la Enfermedad de Dupuytren es desconocida.  Se trata de una enfermedad que no reviste malignidad y generalmente es indolora.  La enfermedad es más frecuente en varones que en mujeres y suele tener carácter hereditario.

 

¿CUALES SON LOS SÍNTOMAS DE LA ENFERMEDAD DE DUPUYTREN?

La Enfermedad de Dupuytren progresa lentamente.  Por norma general es diagnosticada en hombres mayores de 40 años y suele comenzar como un pequeño “bulto” en la palma de la mano.  A medida que progresa, la formación de los cordones gruesos desde la palma de la mano hasta los dedos pueden empezar a producir la contractura en flexión de los dedos.  Los dedos más frecuentemente afectados son el meñique y el anular.  Usualmente los pacientes consultan a su Cirujano de Mano cuando la contractura en flexión de los dedos ya es permanente y limita el uso normal de la mano.  Una queja frecuente de los pacientes son la dificultad para meter la mano en los bolsillos y la imposibilidad de poner la mano plana sobre una mesa debido a la imposibilidad de extender (estirar) los dedos por completo.

 

¿CUAL ES EL TRATAMIENTO DE LA ENFERMEDAD DE DUPUYTREN?

Los casos leves pueden tratarse de manera conservadora con férulas para prevenir las contracturas permanentes y ciertos ejercicios de estiramiento, si bien no está demostrada su eficacia.

En casos más avanzados, el tratamiento recomendado es la cirugía, si bien existe la posibilidad, en ciertos casos, de usar inyecciones de colagenasa para la realización de las fasciotomías.

El objetivo de la cirugía es restaurar la función normal de los dedos disminuyendo la contractura.  La cirugía es necesaria cuando las contracturas evitan el uso normal de la mano y de los dedos afectados.  Generalmente, la cirugía se recomienda cuando los pacientes no pueden estirar por completo la mano.   En ciertas ocasiones pueden ser necesarios los injertos de piel durante la cirugía para cubrir las áreas abiertas tras liberar las contracturas.  Después de la cirugía puede ser necesario el uso de férulas o muñequeras para ayudar a mantener los dedos estirados.  En ciertas ocasiones, la enfermedad puede recurrir.