Lesiones de la punta de los dedos

Las lesiones de la punta de los dedos, son una de las lesiones más frecuentes de la mano, al estar expuestas en múltiples actividades y trabajos.

 

Pueden producirse de muchas maneras: por aplastamiento por algún objeto pesado al caer sobre el dedo, al cerrarse una puerta o incluso al golpearse con un martillo.  También pueden lesionarse al sufrir un corte con un cuchillo, una sierra o cualquier objeto afilado.

 

Las lesiones de la punta de los dedos pueden afectar a la piel, el hueso, el lecho de la uña o lecho ungueal, los tendones y el pulpejo, que es la zona almohadillada de la punta del dedo.  También pueden afectarse las terminaciones nerviosas del dedo.

 

 

TRATAMIENTO

 

Su Cirujano de Mano le hará preguntas sobre cómo ocurrió la lesión para tener información sobre el mecanismo lesional.  Explorará la buena perfusión de la zona lesionada (que tenga riego sanguíneo) y si puede o no flexionar o estirar el dedo.  En muchas ocasiones se realizarán radiografías para valorar si el hueso está o no afectado y roto.

Las opciones de tratamiento pueden variar entre: limpieza, cura y vendaje, inmovilización con férulas, cirugía para reparación con colgajos de cobertura y/o fijación con agujas del hueso, o incluso amputación. El tratamiento dependerá de la severidad de las lesiones.

 

 

RECUPERACIÓN

 

Puede quedar algo de hipersensibilidad en el dedo durante semanas o meses.  Otras veces, por el contrario, la sensibilidad es menor de lo normal.  La calidad y la textura de la piel pueden quedar diferentes y el dedo puede tener un aspecto también diferente (Figura 1).

 

Hable con su Cirujano de Mano sobre cual es la mejor opción para usted.

 



Figura 1: Aspecto de 2º y 3º dedos tras reconstrucción por amputación por aplastamiento.